DELITO DE CUELLO BLANCO

Pocos han escuchado hablar de Edwin Suterland; uno de los sociólogos mas relevantes del siglo pasado. Su libro “Delito de cuello blanco” fue concebido en 1939, diez años antes de publicarse. Suterland dio una conferencia realmente “magistral” en la 34° reunión de la American Sociological Society en Filadelfia, Estados Unidos. Este evento fue el punto de partida en el que se basa el estudio del crimen masivo cometido por personas que detentan el poder económico y político en contra de la sociedad, y no crea el lector que se trata únicamente de pérdidas en dinero; para el logro de sus objetivos, los criminales de cuello blanco generan flagelo social y muerte masiva en la sociedad.

Tanto la disertación como la edición de su libro causo polémica debido a que por primera vez, alguien se atrevía a señalar como causantes de delitos de corrupción a las personas de altos cargos públicos, de buena imagen (hoy bien ataviadas) y empresarios, todos ellos con posición de poder en la toma de decisiones del uso del dinero público o privado.

Edwin H. Sutherland (1883-1950)

LA CULTURA ORGANIZACIONAL

El delito común que viene de un externo de carencias económicas es generado por estas; en el delito de cuello blanco por el contrario se debe al manejo cercano y abundante de fondos, ya sea del sector publico o sujeto a competencias del sector privado.

LA ORGANIZACION EN FAVOR DEL DELITO

No es que exista una sociedad desorganizada, se encuentra organizada precisamente a favor del delito; las personas que se encuentran inmersas en las instituciones tanto publicas como privadas son de hecho capturadas en razón del concepto de cultura organizacional, pierden todo individualismo y opinión propia. q

LA OPINION INDIVIDUAL ES CONTRARIA A LA CULTURA ORGANIZACIONAL

Queda claro que el contrasentido es menospreciado en lugar de valorado a pesar de que expresamente se le refiere como necesario para sumar concertación, sin embargo en cualquier circulo consultiva la disociación o es ignorada o es espectorada.

LA JUSTIFICACION DEL DELITO

En este sentido, las motivaciones generalmente son justificaciones por resultados en equipo, esto nos lleva a pensar – a diferencia de Smith y Tofler, que el pensamiento grupal es alientado para evitar lo dicho en el parrafo precedente. El comportamiento en equipo entonces impide razonar con valores individuales y proyecta un enfoque institucional basado en logro de objetivos financieros como prioridad; las menciones sobre principios y valores, buenas practicas, conductas adecuadas, etc., son solo parte del encubrimiento interno con la que la cultura organizada se sostiene para seguir operando en un entorno de legalidad.

LA COMPETENCIA DESLEAL ES DELITO

Ejemplo de practica delictiva empresarial es la competencia por los sectores del mercado. La necesidad de operar dentro del marco legal y generar rentabilidad implica necesariamente destacar frente a la competencia; entre los factores a evaluar para lograr este principal objetivo puede considerarse las evasiones fiscales, practica común en los distintos niveles de la industria y el comercio. Dificilmente podrá liderarse un mercado frente a la competencia operando dentro del marco legal, el cual no solo es estricto sino además confuso, contrario y excesivo.

Ahora bien, Sutherland describe que el delito puede generarse en el entorno de la práctica, difícilmente podrá un carterista o traquetero desenvolverse en el marco de las finanzas; son solo aquellos quienes dominan los conceptos de la ciencia de la economía quienes en base a su conocimiento de los pormenores del mercado lograr evadir su marco legal de ser necesario. Los círculos cerrados u organizaciones criminales se gestan para lograr mayores ganancias.

EL MARCO LEGAL

El tribunal constitucional genera sentencias constantemente respecto a las múltiples diferencias que en el marco legal se suscitan toda clase de demandas en distintos campos. El aspecto tributario es uno de ellos, con lo cual podemos determinar que ninguna ley esta exenta de convertirse en una disyuntiva debido principalmente a que la ley fue creada para el ordenamiento social conjuntamente y con el respaldo de las armas en todas las culturas.

En el marco constitucional, el estado requiere de ingresos para administrar su gestión. El gobierno de turno se sirve de políticas normativas legales y tributarias para justificar el acceso a los fondos del Estado, con los que ejecuta los proyectos de inversión social, de la que se sirven con el apoyo de su circulo cerrado.

EL ESTADO ES UNA MAQUINA QUE NO PARA Y DIFICIL DE GOBERNAR

Cabe mencionar que los cambios de gobierno generan cambios de dirección en proyectos de inversión, pero no en gastos totales. Imaginemos al Estado como un tren a 300 kilómetros por hora y que requiere cambiar de la tripulación que lo opera a esa misma velocidad; eso es lo que sucede cada cambio de gobierno, a pesar de los funcionarios públicos en todos los entes del estado, el maquinista principal y algunos mas de sus segundos oficiales deben bajarse del tren y ser reemplazados; este cambio figurativo genera una atención inusual que literalmente el tren avanza sin control en cada relevo, y queda claro que este se inicia muchos meses antes y concluye también tiempo después de efectuarse el mismo.

En este ejemplo, podemos darnos cuenta de cuanto ha impactado en el desarrollo social del Perú los continuas cambios de gobierno y especialmente en el enfoque de sus políticas; La Constitución Política supone un marco legal que dirige las acciones del gobierno, pero las ambiciones personales se valen del imperio del sistema instalado y también de los cambios que este permite. Este es el verdadero flagelo social.

Deja un comentario