Editorial

EL ANTIHEROE

Director de la revista Jefe de Seguridad. Presidente de la Asociación Peruana de Agentes de Seguridad.

EL IGNORADO, IRRESPETADO Y ABUSADO AGENTE DE SEGURIDAD PRIVADA

Sigo las noticias y no escucho ningun tratamiento especial, ni bono, ni aplausos para los Agentes de Seguridad Privada, y casi estoy seguro que no lo esperan. No haber sido incluidos en la Ley 31021 es una raya más al tigre que solo les genera sonrisa, pero no quejas.

El Agente de Seguridad es una persona alienada, casi poseida por darse del todo a su trabajo, muchos no tienen claro de lo que ofrecen a la sociedad; es un estigma aparentemente loable pero que hace mucho ha sobrepasado la linea del respeto por su propia seguridad y la de su familia.

Los Agentes de Seguridad en masa piensan como las empresas de seguridad han ayudado a mitificar, creen que el hombre de seguridad lo puede todo, que no le afecta nada, que es capaz de soportar hasta lo mas extremo. Sin dudarlo trabajan diariamente extensas horas parados y sin descanzo, almuerzan de pie y en pocos minutos, portan uniformes de muy baja calidad con los que sudan siempre ya sea invierno o verano, y llevan encima equipos cuyo peso soportan todo el dia como si fuera parte de sus cuerpos.

Conviven más con sus compañeros de trabajo, interactúan con ellos, almuerzan solos, conversan poco, reciben órdenes, registran todo, están en stress permanente aunque lo dominan. Poco espacio les queda para dar a sus familias, son los que paran poco con ellos, los que no van, los que no asisten, o los que se van temprano, duermen poco, hacen poca ruido y a oscuras salen de sus casas para seguir viviendo las vidas de otros, no la suya.

En tiempos modernos a las empresas les importa poco la salud de las personas, sea la empresa que contrata sus servicios o sea la empresa de vigilancia, ninguna lo respeta; la más querida por ellos, JV Resguardo hace muy poco y lucra mucho, lo digo por qué trabajé allí y al igual que las demás, si te enfermas, te sacan y listo.

Ahora los dueños de las empresas de Seguridad son empresarios de éxito lucrando con el trabajo leal y esforzado de hombres y mujeres profesionales de seguridad; es cierto que algunas venden la idea de ser la mejor empresa y les dan un mejor trato, los reunen para correr en sus cortos tiempos libres y arengarlos, y contentarlos con la estrategia del pago adelantado, el préstamo, o el sorteo de canastas, pero en el caso de los sueldos la norma es la misma siempre, el mínimo; horas extras?, nadie las quiere, es mentira que les conviene, conviene solo a los clientes respaldados por la norma laboral vigente y que ninguna empresa de seguridad, ni la sociedad nacional de seguridad desea cambiar.

Hay miles de Agentes de Seguridad con deseos de formar una Asociación de Agentes de Seguridad, felizmente ya en curso, con la finalidad de exigir cambios y mejora en las condiciones para el sector, cambios que pueden lograrse en el tiempo pero que tendrá que luchar contra intereses políticos y empresariales poderosos.

Cómo lograr convencer por ejemplo y a pesar de conocerse que ergonomicamente un servicio de seguridad debe de ser como máximo de seis horas; cómo lograr convencer que por el hecho de trabajar en un sector de riesgo es preciso percibir ingresos adicionales, como convencer que trabajar en condiciones, horarios, altitudes y zonas dificiles e inhospitas la persona requiere de beneficios adicionales para salvarlas?.

Todos sabemos que la formación en materia de seguridad es nula, sucamec es un monopolio y caja chica del estado, que no le importa el enorme aporte que brindan y que este aporte mejor dirigido puede impactar en el desarrollo económico del país. Este concepto es un mito que nadie defiende por que a mayor control, menores posibilidades de corrupción y eso no es un objetivo.

Es verdad que muchos sectores de la economia son especiales, pero uno que conozco y quiero, y que además veo relegado y sin defensa, es el sector de seguridad privada. No solo es necesaria la organización, es necesario primero tener conciencia del propio valor humano; que los Agentes de Seguridad tengan claro que su función social es relevante, que la formación que deben recibir debe ser gratuita y obligatoria, que el tiempo que invierten en el trabajo es excesivo, que la calidad del uniforme que visten es denigrante, que el trato que reciben es ofensivo, que el sueldo que perciben es abusivo, que los beneficios de los que carecen son obligatorios. Los tiempos han cambiado y ya es necesario invertir más en ellos mismos y sus vidas, sus familias y su bienestar, que es posible trabajar como Agente de Seguridad y tener un vida sin carencias, con ingresos suficientes, y a recibir certificación por su tiempo de servicio, que los respalde profesional y económicamente.

About the author

Juan Alberto López

Dirijo esta revista para presentar formas de mejorar la seguridad. Soy aficionado al arte, la carpintería, a leer y escribir, a la ciencia en general, y especialmente a la historia; priorizo a mi familia.
Estudie y trabajé como oficial del ejército y estuve 28 años en seguridad del sector privado. He creado Red de Seguridad para profesionales que deseen aportar y generar beneficios al sector (suscríbete, es gratis; cursos, productos y servicios mediante convenios, descuentos, historia, cultura, normativa y mucho mas.
Presido la Asociación Peruana de Agentes de Seguridad.

Add Comment

Click here to post a comment

Miembros activos recientemente

Foto del perfil de Juan Alberto López
Foto del perfil de Jose Ugarte
Foto del perfil de Ivan Marco Medina Romaina
Foto del perfil de si
Foto del perfil de Eliud Guillermo Duque Hernández
Foto del perfil de pozzi
Foto del perfil de Marcos Martínez
Foto del perfil de Miguel Angel Bárcenas Villegas
Foto del perfil de Hermida Sosa
Foto del perfil de Panduro

EVENTOS

ANUNCIOS

ASOCIADOS

MIEMBROS DE LA RED DE SEGURIDAD

BENEFICIOS PARA MIEMBROS

TWITER JEFE DE SEGURIDAD

NOTICIAS

RSS Error: WP HTTP Error: cURL error 35: OpenSSL SSL_connect: SSL_ERROR_SYSCALL in connection to rss.cnn.com:443

https://m.dw.com/es/actualidad/s-30684
Ir a la barra de herramientas