MIGUEL GRAU Y ELIAS AGUIRRE

Estaba yo viendo el Guason, deleitado ya desde el inicio por la actuación de Joaquín Phoenix, cuando sin darme mucha cuenta, el guión me fue transportando a las calles de Lima. Junto con la cinta imaginaba que los enardecidos manifestantes anónimos en turba irrumpian contra establecimientos comerciales, persiguen y matan transeúntes, incendian edificios, asaltan patrullas y policías; y otros huyen despavoridos ante la barbarie desatada en medio de gritos y la oscuridad vespertina de nuestro centro histórico.

Comparar Lima con ciudad Gótica?, por que no?, recordé la huelga policial del 75 a pocos meses de la caída de Velasco, y también al 17 de enero de 1881 cuando los limeños, viendo las tropas chilenas marchar sobre sus calles e hizar su bandera en nuestro palacio, cansados por la ineptitud, corrupción y desgobierno salieron a saquear lo que era suyo, quemar edificios y salvar su biblioteca ante la mirada de las propias tropas chilenas.

Una sociedad sana puede estar contenida en la impotencia, pero se da perfecta cuenta de quienes no tienen escrúpulos; y de cuando en cuando el desborde y el caos es consecuencia lógica, que deja sin embargo muchos héroes anónimos.

Fueron al vacío las acciones de Grau un día como hoy de octubre en el 79 del siglo pasado?, fue en vano que el olvidado Elías Aguirre, de igual dimensión histórica que el comandante muerto, arremetiera el espolón del Huáscar contra el Blanco Encalada y el Cochrane cuando la batalla ya estaba perdida?, fueron necesarias las cuestiones de confianza y cancilleres caídos, fueron necesarios memes, millones de opiniones y comentarios. Claro que lo fue!, por que de no haber irrumpido en el hemiciclo “violentamente” el primer ministro tendríamos que haber salido a quemar llantas y tirar botellas incendiarias, habríamos desalmado los pasos perdidos y roto sus enormes rejas, habríanse acabado con vidas culpables y también inocentes, y un capitulo retrograda mas de nuestra historia se habría escrito.

Hoy tenemos una oportunidad mas, nuevamente!, ES NECESARIO ESTAR MAS INFORMADOS, a partir de allí veremos si queremos lo suficiente al Perú para impedir, protestar, apoyar, entender, escuchar, asistir y opinar.