TRABAJAR PARADO

Un problema en la salud de los Agentes de Seguridad es la necesidad de trabajar de pie por largas horas; incluso cuatro horas mas, adicionales a las ocho exigidas por la norma legal vigente.

El trabajo de pie por espacios de tiempo muy prolongados genera problemas en la salud, especialmente en la columna vertebral. Se han realizado estudios médicos en personas que trabajan en estas condiciones, teniéndose siempre resultados contraproducentes para el sistema musculoesqueletico.

Los estudios realizados por organismos tan importantes como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH) y otros profesionales investigadores de la salud de primer nivel, no incluyen el ausentismo laboral, la enorme rotación, perjudicial para el sector empresarial ni los altos costos en materia de salud para el estado.

Las empresas tienen herramientas para estimar el costo beneficio, cuando se analiza con propiedad la inversión en calidad laboral, por lo que considerar servicios de seguridad en horarios de ocho o seis horas, mas que un inconveniente económico genera en el mediano tiempo mayor producción y buena imagen; pero además contibuye a mejores resultados económicos pues influye decididamente en reducir el riesgo de operación (pérdidas por fallos en procesos).

El tiempo adecuado máximo para no perjudicar la salud es de dos horas y aún así, se recomiendan pausas activas cada media hora como mínimo. Estas pausas activas se traducen en movimientos de las piernas o caminar algunos pasos ya que los músculos de la pantorrilla y de la tibia, literalmente bombean la sangre a todo el cuerpo como retorno de la actividad cardiovascular del corazón.

No tener movimiento por un tiempo prolongado por estar de pie en un mismo sitio, impide que el flujo de sangre sea el necesario, dejando sin oxigeno a los músculos y generando dolor inicialmente, contracturas, calambres y adormecimientos en un corto plazo.

En el largo plazo, la falta de irrigación sanguinea en las cápsulas articulares (unión de huesos) y los discos intervertebrales (unión de vertebras) llevan a los conocidos problemas en la columna vertebral (herneas discales) que padecen muchos Agentes de Seguridad.

Como dato adicional, está comprobado que la cirugia en casos de Hernea Discal no es la mejor solución. Lo más recomendado es el estiramiento de las vertebras mediante terapias; que no son mas que ejercicios de estiramiento constantes; y claro mayores cuidados en la labor diaria como se ha indicado.
Ir arriba